Valeria Samman

Valeria Samman

Desarrollando mi perfil profesional en el ámbito de la comunicación digital. Me apasiona crear contenido y promover el intercambio de bytes.

La Extorsión: Un thriller argentino con altibajos

Guillermo Francella se pone al frente de La Extorsión, un film argentino dirigido por Martino Zaidelis y con guion de Emanuel Diez. Este nos sumergen en una trama de corrupción y chantaje. La película presenta una mezcla de elementos que la hacen entretenida, pero también deja entrever algunas deficiencias que impiden que alcance todo su potencial.

Abordando un tema de interés y actualidad como lo es la corrupción, si bien no se profundiza exhaustivamente en el tema, se esboza una crítica a la impunidad y el abuso de poder por parte de ciertos sectores de la sociedad.

Un Piloto en la cuerda floja

Alejandro Petrossian, interpretado por Francella, es un piloto comercial cuya vida se vera trastocada al ser chantajeado por un agente del departamento de Inteligencia del aeropuerto, al ver una irregularidad en su expediente medico lo extorsionan para llevar unas misteriosas valijas de Buenos Aires a Madrid y asi evitar ser expuesto por su secreto y asi evitar perder su tan valioso trabajo. A partir de ese momento se ve envuelto en una compleja red de mentiras y amenazas que lo ponen a prueba física y psicológicamente. La película se centra en la lucha de Alejandro por salir airoso de esta situación mientras lidia con la incertidumbre, el miedo y la desconfianza.

Tension y Ritmo regular

La película logra generar momentos de tensión y suspenso, en parte gracias al guión de Emanuel Diez. Por ejemplo cuando Alejandro se encuentra acorralado por agentes de inteligencia, o cuando debe tomar ciertas decisiones difíciles bajo presión. La música de Pablo Borghi y la fotografía de Lucio Bonelli contribuyen a crear una atmósfera de incertidumbre que mantiene al espectador en vilo.

No obstante, también presenta un ritmo un tanto lento, especialmente en la primera mitad. Esto se debe en gran medida a que durante el primer acto se coloca el foco en presentar a los personajes y situarlos en contexto con especial enfasis en el personaje de Alejandro, pudiendo resultar un tanto tedioso para el espectador que espere un ritmo más dinámico. Algunas escenas, como las relacionadas con la vida familiar de Alejandro, podrían haberse acortado ligeramente para agilizar el desarrollo de la trama.

«La Extorsión» Elenco brillante con personajes secundarios

A diferencia del resto del elenco, el personaje de Alejandro Petrossian (Francella) quien realiza una notable interpretación de un hombre común que se ve sobrepasado por las circunstancias, su interpretación se caracteriza por el naturalismo y la riqueza de matices que transmiten con precisión la angustia, la desconfianza y la impotencia que experimenta su personaje.

Los personajes secundarios, en cambio, no están tan desarrollados. Esto afecta no logrando una conexión emocional con ninguno de ellos. Por ejemplo, el personaje de Saavedra interpretado de forma magistral por Pablo Rago, no se llegan a comprender del todo sus motivaciones, mas alla de ser el estereotipo corrupto.

La mayoria son personajes arquetípicos, sin demasiada profundidad ni desarrollo individual. Funcionan como antagonistas genéricos, sin que se exploren sus motivaciones o lealtades. El por que hacen lo que hacen. En algunos casos se realiza de forma muy superficial con acciones o comentarios sin profuindidadque resulta expositivos.

En definitiva, el desarrollo de los personajes secundarios en La Extorsión es un punto débil que limita el potencial de la película. Profundizar en sus historias y emociones habría enriquecido la trama y creado una experiencia cinematográfica más completa y memorable.

+NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *