Valeria Samman

Valeria Samman

Desarrollando mi perfil profesional en el ámbito de la comunicación digital. Me apasiona crear contenido y promover el intercambio de bytes.

«House of Ninjas»: Entre ninjas y samuráis

Recientemente he podido entrevistar a Dave Boyle, director y showrunner de la exitosa serie de Netflix «House of Ninjas». Hablaremos del origen de la serie, la influencia de Kurosawa, el realismo en las peleas, el reto de trabajar en japonés y el éxito en Netflix.

  • Lo primero que me gustaría saber Dave es el origen de la historia, tengo entendido que es de Kento Kaku y ¿cómo fue el proceso de adaptación para la serie?

A Kento y dos de sus habituales colaboradores, Yoshiaki Murao y Takafumi Imai, se les ocurrió una historia original sobre una familia ninja en los tiempos modernos. Netflix adquirió la historia y me pidió que la desarrollara más: escribir una biblia del programa para definir el mundo y el tono. Con su permiso, tomé el concepto central y escribí lo que finalmente se convirtió en la historia que ves en «House of Ninjas». Decidí no incluir ningún elemento sobrenatural y presenté las costumbres y la historia ninja de una manera realista y fundamentada. Al final, tuvimos una sala de escritores en Japón que continuaron trabajando en la historia conmigo y se encargaron de escribir los episodios restantes.  

  • A lo largo de los 8 episodios de «House os Ninjas«, no pude evitar pensar si tal vez tuvo alguna influencia del director Akira Kurosawa, de ser así ¿en qué aspectos?

Creo que es difícil evitar la influencia de Akira Kurosawa, sin importar la historia o el género que hagas. Simplemente era un gigante cuya influencia está en todas partes. No sé si rendimos homenaje específicamente a su trabajo, aparte de la batalla culminante en el Episodio 8, donde el héroe y el villano pelean en la niebla. La capacidad de Kurosawa para combinar los elementos (lluvia, niebla, fuego) en sus escenas de acción es parte de lo que las hace tan emocionantes. 

  • Por otro lado me llamó la atención el tipo de coreografía utilizada en las peleas, no es lo habitual en este género. A diferencia de otros, parece muy realista y no muy visual ni llamativo. No sé si es solo mi percepción o si realmente es así, y si es así, ¿por qué? Me imagino que estará un poco relacionado con el perfil o características de los personajes «shinobi».

Sí, era algo en lo que insistía mucho. Quería un enfoque realista de los personajes Shinobi y de su forma de luchar. Se supone que pasan desapercibidos y vuelan por debajo del radar, así que me pareció natural que el estilo de lucha se basara en movimientos pequeños y repentinos. Personalmente, disfruto bastante con ese tipo de acción. Vimos «Haywire», de Steven Soderbergh, y discutimos un poco sobre ello. Sin embargo, tengo que decir que mi coreógrafo de acción, Keiya Tabuchi, y sus amplios conocimientos en este campo fueron el factor más importante. Es un maestro a la hora de encontrar formas de expresar el carácter a través de la acción y, al mismo tiempo, mantener la emoción.

  • ¿Cómo ha sido su experiencia en «House of Ninjas», siendo algo tan diferente a lo que venía haciendo? ¿Y cómo ha sido trabajar con el elenco? ¿Conocías a alguno del elenco antes de comenzar a trabajar en este proyecto?  
La familia Tawara juntos (House of ninjas)
Familia Tawara

No conocía personalmente a ninguno del reparto antes de empezar a rodar, aunque estaba muy familiarizado con todos sus trabajos. Esto era diferente a todo lo que había hecho antes. Por un lado, trabajaba todo el tiempo en mi segunda lengua, el japonés, con un reparto y un equipo totalmente nuevos. Además, nunca había dirigido tantos episodios de una serie. El rodaje duró más de seis meses, así que fue todo un reto en términos de resistencia. El reparto era maravilloso, muy bien preparado y encantador en todos los sentidos. Fue un honor trabajar con Nobuko Miyamoto («Taki»), ya que siempre he sido fan de su película «Tampopo» desde que era muy joven. Creo que el hecho de trabajar con un reparto y un equipo de primera categoría hizo que los retos de este proyecto fueran relativamente fáciles de afrontar.

  • La serie combina elementos de acción, drama y comedia. ¿Fue difícil encontrar el equilibrio adecuado entre estos géneros?

Creo que el «tono» fue lo más difícil a la hora de hacer esta serie. Caminar por la cuerda floja entre el drama, el suspense y la comedia, todo ello con el telón de fondo de elementos tomados de la historia real japonesa, requirió mucho ensayo y error, discusiones entre el equipo y ajustes sobre la marcha.

  • Sr. Boyle, en «House of Ninjas» hay mucho detalle en los atuendos de los shinobi y los samuráis. ¿Podría hablarnos de la importancia de este aspecto en la serie?

Hubo un gran debate sobre cómo tratar el atuendo shinobi en la serie. Sentía que los trajes demasiado llamativos o coloridos irían en contra de todo lo que representa Shinobi, así que luché por mantenerlos en la tierra y más bien discretos. Para la familia Tawara, le pedí a nuestra diseñadora de vestuario, Kumiko Ogawa, que imaginara que Adidas o Nike diseñaran un traje Shinobi, es decir, que fuera práctico y utilitario. Para el clan Fuma, que tiene una devoción más rigurosa por la tradición y unas raíces casi religiosas, sus trajes son más anticuados, aunque con algunos accesorios modernos. También tienen una coloración de estilo militar-fatiga, que alude a sus ambiciones militaristas.

Clan Fuma
Clan Fuma
  • ¿Qué elementos de la cultura japonesa se han incorporado a la serie a través de los trajes?

Una cosa en la que Kumiko Ogawa fue inflexible fue en mantener el pliegue de estilo japonés en el centro de todos los trajes Shinobi; es decir, la solapa delantera de la chaqueta tiene una línea diagonal similar a la de un kimono. De esta forma, por muy modernos o utilitarios que fueran los uniformes, seguían teniendo un toque fundamentalmente japonés. Del mismo modo, los pantalones de los hombres se metían por debajo de la rodilla, creando una silueta que, para ella, es fundamentalmente japonesa. Para crear el traje de Tae Kimura como Yoko, Ogawa-San se inspiró en algunas fotos de mujeres japonesas con tocados de principios del siglo XX que nunca había visto antes. Aparte de los trajes de Shinobi, el equipo tuvo mucho cuidado de que todo pareciera lo más real y discreto posible. Queríamos presentar un Japón del siglo XXI muy reconocible, y dejar que los espectadores se sumergieran en esa realidad tanto como fuera posible. También se puso mucho cuidado en el vestuario de Touko Mukai, el personaje de Mariko Tsutsui: estudiamos el vestuario de las mujeres políticas modernas e intentamos crear algo que pudiera ser aceptado como realista por el público japonés sin imitar demasiado a nadie en la vida real.

Traje Shinobi de la familia Tawara

  • A lo largo del proceso de rodaje ¿te has encontrado con algún/os obstáculos que hayan podido ir surgiendo a lo largo del mismo? y ¿tenían alternativas planteadas de antemano? Bien es sabido que durante los rodajes las cosas no siempre salen según lo planeado, aparecen contratiempos y de ser así, ¿hubo alguno que puedas contarnos?

Honestamente, el rodaje de este proyecto transcurrió bastante bien. Quizás porque tuvimos un período de preparación tan riguroso, en su mayor parte creo que logramos navegar bastante bien en aguas turbulentas. En el episodio 5, dirigido por mi colega Yoshiaki Murao, tuvimos que luchar duro para conseguir la toma del sol de la tarde que se ve al final del episodio.

  • “House of Ninjas” se ha convertido en un gran éxito en Netflix, ¿Cómo se siente al respecto?

Estoy abrumado y muy agradecido al equipo de Japón, que ha llevado a cabo esta serie a un nivel tan alto. Es gratificante ver que todos los riesgos que corrimos al hacer esta serie están dando sus frutos con un público entregado en todo el mundo.

  • Y para terminar ¿Qué puede decirnos de la próxima temporada de House of Ninjas?

Que hagamos otra temporada dependerá enteramente de Netflix. De momento no sé nada, pero cruzo los dedos para que podamos continuar la historia.

+NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *