Valeria Samman

Valeria Samman

Desarrollando mi perfil profesional en el ámbito de la comunicación digital. Me apasiona crear contenido y promover el intercambio de bytes.

FREAKS

En Sitges de 2018 pudimos ver esta cinta canadiense, que si bien no innova, pero lo que hace lo plantea de una manera diferente. Dirigida por Zach Lipovsky (productor de ‘Afflicted’) y Adam BStein, quienes también han rodado ‘Kim Possible’. Nos traen ‘Freaks’ una producción que combina drama con ciencia ficción. Dándonos una historia de amor paternal, donde lo único que quiere un padre es proteger a su hija del mundo en el que les ha tocado vivir.

Durante buena parte de su metraje, ‘Freaks’ juega al desconcierto, y la verdad es que le sale bastante bien. Os puedo contar que la película está muy bien rodada, es ágil y la tensión te lleva a pasarlo un poco mal por la niña y ese padre interpretado por Emile Hirsch, desquiciado y paranoico que nos da una maravillosa actuación. Por momentos parece el inicio de una nueva franquicia de mutantes tipo Marvel. A veces, una película de terror psicológico y claustrofóbico.

Realmente, ‘Freaks’ tiene un poco de todo eso, y el riesgo que toma de no explicar casi nada hasta final se salda con una película enigmática y divertida, capaz de dar vueltas una y otra vez en torno a la psique fragmentada de su pequeña protagonista sin que el interés decaiga.

Al comienzo conocemos a una niña, Chloe (Lexy Kolker, el eje de toda la película) que vive con su padre (Emile Hirsch) en una casa medio en ruinas. El padre vive por y para que Chloe permanezca dentro de casa, ya que ella está convencida de que si no lo hace, fuera hay gente que intentará matarla.

Fragmento de Freaks, donde sale Lexy Kolker y Emile Hirsch.

Pero, ¿por qué? ¿Es cierto todo lo que le cuenta su padre a Chloe? Los cambios de humor y las contradicciones entre sus obvias mentiras cada vez son más frecuentes, y Chloe empieza a sospechar que hay secretos en la casa.  La joven está cansada de tener que esconderse de ese mundo que tanto le llama la atención, así que decide desobedecer a su padre y marcharse. Esto le llevara a entablar una inquietante amistad con alguien que no es quien dice ser, un heladero (Bruce Dern) que también parece saber más de lo que le cuenta.

La tensión viene de la necesidad de respuestas de la niña, pero también de la ambigüedad de su situación. ¿Es su padre quién dice ser, por qué tantas habitaciones cerradas? Pero… ¿Qué tiene todo esto de supe heroico? Quienes conozcan los significados más evidentes de las historias de mutantes Marvel sabrán a qué nos referimos: gente perseguida por ser diferente, asociaciones gubernamentales en perpetua vigilancia.

CONCLUSIÓN

Freaks es un film independiente y de bajo presupuesto, pero muy imaginativo.  mezcla thriller y ciencia-ficción, desafiando su escasez de medios y escenarios con una ambición desbordada. Es una película que destila amor por el cine de género y la fantasía.

+NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.